Quién tiene la culpa de tu mal descanso???

descanso
Para poder obtener un buen descanso, es imprescindible desconectar del trabajo y de las presiones del día a días. También influyen el sistema de descanso, el sexo y la edad.

¿Cuál son tus hábitos nocturnos? Eso es lo primero que nos preguntan los especialistas, cuando empezamos a padecer algún trastorno en nuestro descanso.
La nutrición, trasnochar, alargar demasiado la siesta, o abusar del ordenador o el móvil a la hora de dormir son, sin duda, los principales causantes del insomnio.
Ahora bien, algo que no se nos puede escapar es que no siempre somos los únicos responsables de nuestro mal descanso.
En ocasiones, a pesar de dormir por la noche, la calidad de ese sueño no es la adecuada, nos despertamos a menudo y amanecemos cansados, con dolor muscular y dolor de cabeza.
Si es tu caso y esta sensación es continuada, no dudes en acudir al médico para conocer la causa.
Desde DoctorDreams®, queremos explicarte esos otros factores que están detrás de un mal descanso en una buena parte de los casos y de los que, a veces, no somos del todo conscientes.

descanso

1. La edad afecta a la calidad de nuestro descanso

Según cumplimos años la calidad de nuestro descanso disminuye, se vuelve más ligero, y disminuyen las horas de descanso profundo. Este insomnio se puede llegar a volver crónico y necesitar medicación para que el descanso vuelva a ser tan reparador como debería. Existen múltiples razones: problemas como la apnea, el síndrome de las piernas inquietas, o los dolores en las articulaciones. La atención médica, una buena dieta, un sistema de descanso adecuado y el ejercicio moderado o regular pueden ayudarnos a mejorar la calidad de nuestro descanso.

QUIEN TIENE LA CULPA DE TU MAL DESCANSO3

2. Las mujeres duermen menos

Por término medio, ser hombre o mujer, determina un mejor o peor descanso. Las causas serían las siguientes: La mujer tiende a la multitarea, es decir, está pendiente de varias cosas a la vez. También, se suman los trastornos asociados a los embarazos o la menopausia. Todas estas características hacen que, poco a poco, la calidad del descanso de una parte de las mujeres sea más deficiente

descanso

3. Nuestro Sistema de descanso:

No le solemos prestar atención, pero un colchón o una base en mal estado, hace que aunque durmamos toda la noche el descanso no sea como debiera. La incorrecta posición de la espalda, no ayuda al correcto descanso y no deja que las células se autorreparen como deberían. Obtenemos un sueño ligero, fácil de perturbar, estando incómodos. Por eso es importante comprobar periódicamente, el estado de nuestro sistema de descanso, tanto el colchón como la base, y si alguna de estas no está bien cambiarla antes de que nos provoque un mal mayor, como contracturas o distensiones por la incorrecta postura al dormir

descanso

4. La luz del Sol:

Mucha gente trabajo en lugares cerrados obligados a iluminarse con luces artificiales: en una oficina, ante un ordenador, en una fábrica o en cualquier otro entorno donde las tareas se llevan a cabo en espacios cerrados. Paulatinamente desarmonizamos con nuestros ciclos biológicos y estos se descompensan: entrar a trabajar cuando aún no ha amanecido y salir de noche afecta gravemente a nuestro descanso. Es algo que tiene un gran impacto en nuestra vida.

5. La presión social a la que estamos sometidos:

Muchos dirán que la presión social no es un factor que escape a nuestro control, que todos podemos tener las riendas de nuestra realidad.
Pero, existen muchos factores que no siempre podemos controlar: tenemos responsabilidades laborales para poder subsistir.
El trabajo organiza nuestros horarios, al igual que el propio entorno: las políticas sociales y económicas, nuestras obligaciones para ese contexto personal y social…
Formamos parte de un engranaje del que no somos libres del todo, y todo ello, determina nuestra mayor o menor carga de estrés.
Toda esta presión social, que no podemos controlar, influye en nuestra vida a nivel emocional. De ahí que pasemos muchas épocas con problemas de insomnio.

Lo mejor para contrarrestar esto, es mantener un buen equilibrio entre tiempo de ocio y de trabajo
Cuidar de la propia salud y del bienestar emocional es clave para poder descansar mejor, libre de preocupaciones cuando tomamos contacto con la almohada.

Descubre lo poco que cuesta Denscansar de Verdad  en c/ Jarama 132, nave 1.03 Pol. Industrial de Toledo