Consejos para dormir a un bebé recién nacido.

Un bebé recién nacido duerme mucho, pero con constantes interrupciones.

bebé

Durante los primeros meses de vida, verás que el bebé se pasa casi todo el día durmiendo, siempre que tiene sueño. Ocurre esto, por continuidad del modo de vida que tenía en el útero durante el embarazo, cuando no disponía de ninguna rutina.
Pero, en el momento que nace esto cambia puesto que sus padres sí que tienen rutinas diarias. La adaptación, puede tardar más o menos pero al final ocurre.
Pueden llegar a dormir hasta 18 horas al día, pero lo habitual es que no se mantengan dormidos más de 3 o 4 horas consecutivas. Cuando tu bebé se despierte deberás acudir pues no disponen de la capacidad de calmarse sólo.
Los motivos por los que es más normal que se despierten son:
Por hambre y por necesidad de que le cambien el pañal. Aunque puede deberse a otros problemas. Al principio será casi imposible que detectes si es sólo por hambre o hay algo más puesto que desconocerás su pauta de sueño. No te preocupes es normal, pronto la conocerás y serás más eficiente detectando qué es lo que quiere y por qué se ha despertado.

Consejos:

bebé

• El colchón donde duerma el bebé debe ser firme. El colchón Marble cuna o Dolls cuna, de DoctorDreams®, tiene la firmeza y el confort adecuados, pues están pensados especialmente, para el bebé.

• Evita peluches y almohadas mientras siga siendo pequeño.
• No le ponga ropa holgada al bebé.
• Coloca a tu bebé boca arriba, si se gira mientras duerme y te das cuenta vuelve a colocarlo boca arriba siempre que al hacerlo no se despierte, sino mejor déjalo a no ser que se haya quedado boca abajo.
• Si el bebé está tomando leche materna, la madre deberá evitar las bebidas que contengan cafeína así como alcohol. Evita fumar, por tu salud y la de todos.
• Es importante que el bebé pueda diferenciar claramente el día de la noche, y las actividades que se hacen de día y las que se hacen de noche, que por supuesto, es dormir. Por eso, durante el día vea la luz, realiza tus actividades habituales, no bajes el volumen en tu casa y mantenle activo. Durante la noche, al revés, oscuridad o como mucho una luz tenue para que puedas verle, silencio y poca actividad en la casa. Si tienes que cambiarle procura que la luz no sea demasiado fuerte tratando de no desvelarle demasiado. Poco a poco empezará a diferencia cada periodo.
• Crear una rutina del sueño, antes de ir a dormir, es una tarea fácil y eficaz. Por ejemplo: Baño, masaje, ir a la cama. Esto deberá hacerse siempre sobre la misma hora.

descanso

• Por último, y no por ello menos importante, no debemos olvidar que durante este tiempo los padres se encuentran mucho más cansados de lo habitual, por la alteración de los ritmos del sueño del bebé. Para minimizar los efectos de esta alteración deberemos dormir, o descansar al menos, cuando el bebé duerma, evitando realizar otras actividades que, por estar al cargo del bebé no podemos realizar. Hay que recordar que debemos mostrarnos serenos y descansados para fomentar la relajación del bebé.

Ven a visitarnos en c/ Jarama 132, nave 1.03 Pol. Industrial de Toledo, y descubre lo poco que cuesta Denscansar de Verdad. Y síguenos en Facebook.